El cognac Hennessy, tanto si se sirve en una tradicional copa balón frente al fuego de la chimenea, en una bebida larga, con hielo o en el cocktail más imaginativo, se asocia siempre con el calor humano, con el refinamiento y con la seducción. Es una bebida para las grandes y pequeñas ocasiones. 

La marca es bien conocida en todas las lenguas, culturas y climas. La afinidad, complicidad y respeto de los Hennessy por el talento les han impulsado a patrocinar grandes eventos artísticos y culturales en todo el mundo. En compañía de LVMH, el líder mundial en artículos de lujo, Hennessy actúa como embajador del concepto francés del bien vivir.

La historia de una marca de culto

En 1765 Richard Hennesy, un irlandés al servicio de Luis XV, Rey de Francia, recibió de éste como compensación unas tierras en Cognac donde se estableció iniciando un negocio que al principio enviaba licor a sus amigos y familiares en Irlanda. 

Su hijo James amplió las actividades iniciando la producción de brandy. Desde entonces ocho generaciones de los Hennessy han dirigido la compañía y han viajado alrededor del mundo construyendo la reputación universal de la marca que se ha convertido en el emblema de una sobresaliente región productora de vinos, Cognac. 

Hennessy ha tenido siempre una visión internacional. Aunque al principio sus mercados naturales eran Irlanda y Gran Bretaña, pronto Londres, gracias a la proyección del Imperio Británico, se convirtió en el corazón de las ventas internacionales durante unos dos siglos. 

Primeramente se conquistaron los distantes mercados de Australia y América del Norte y, particularmente desde 1794, Nueva York. La gente de Hennessy fue la primera en explorar los mercados asiáticos y establecer allí un fuerte arraigo, especialmente en Japón desde 1868. Luego América del Sur, Oriente Próximo y el Sur Este de Asia incluyendo Indochina se unieron a lo que se convirtió en la mayor red de distribución mundial. 

La capacidad de adaptación y de inspiración en la cultura local son esenciales para la conquista de nuevos mercados. Conmemorando el primer envío de Hennessy a China, un clipper de nombre "Espíritu de Hennessy" zarpó en 1992 para seguir la misma ruta hacia el Este que había recorrido la primera botella de cognac X.O. 120 años atrás.

En el último cuarto del Siglo XIX  un devastador ataque de filoxera amenazó el futuro de Hennessy. Sólo 15 años fueron necesarios para demostrar la adaptabilidad de Henessy pues inmediatamente se puso a regenerar sus viñedos continuando las ventas de sus viejos aguardientes. Con espíritu innovador la compañía empezó a embotellar en gran escala participando así en la industrialización del negocio del cognac, también diseñando sus propias etiquetas para personalizar la marca.

En 1971 la compañía se asoció con Moët & Chandon y así Moët-Hennessy se convirtió en uno de los mayores grupos mundiales de vinos y licores. En 1987 una alianza con Luis Vuitton dió lugar al grupo "LVMH Moët Hennessy Louis Vuitton " que se convirtió en sinónimo mundial de lujo y prestigio. En 2002 Hennessy alcanzó el récord de 40 millones de botellas vendidas en todo el mundo.

Hennessy fue la primera marca de cognac que, hacia finales del Siglo XIX, se dió cuenta del valor de la publicidad. El nombre de la marca brilló en todo el mundo y después de ganarse a la realeza y a los nombres más famosos, Hennessy supo vincular su marca a los lugares de prestigio o a las conmemoraciones especiales. Estableció una sólida reputación de producto de máxima calidad y lujo.

Los últimos 87 años de pósters
Una diferencia de estilos
y un mismo cognac
La elaboración del cognac Hennesy

El cultivo de las viñas, el proceso de elaboración del vino, la destilación, el envejecimiento y las mezclas: Hennessy controla con el máximo rigor cada fase de la producción de sus cognacs.

La viña y el vino

El vino blanco del que se parte para hacer el cognac proviene de una zona de excelentes viñedos, cerca de la costa Atlántica, al norte de la región de Burdeos y alrededor de la ciudad de Cognac. Este sobresaliente entorno es único e irrepetible en todo el mundo: sus suelos cretáceos y pedregosos, el clima templado, la suave luz solar y los viñedos de uvas Ugni Blanca seleccionados entre los que dan los racimos de mayor calidad en la zona son los cuatro elementos clave que determinan la calidad de los vinos que se convertirán en el exclusivo producto conocido como cognac.

 

La destilación:

La destilación tiene el objeto de capturar la esencia del vino, sin perder ninguno de sus agradables y deseados aromas.

La especial forma y características de los alambiques y su cuello de cisne permiten preservar los aromas y sabores del vino. En Cognac el diseño de los alambiques ha permanecido sin cambios desde el Siglo XVII.

En Cognac se ha estado utilizando el método de doble destilación desde el Siglo XVI. Durante el invierno y hasta Marzo, los alambiques de cobre funcionan continuamente para convertir el vino en aguardiente.

En la primera destilación se obtiene un producto turbio de índice alcohólico 30% en volumen que concentra los mejores aromas. La segunda destilación da un alcohol más fuerte y refinado con un 70% de alcohol en volumen. Este destilado es transparente y se convertirá en cognac después de un largo proceso de envejecimiento natural.

 

El envejecimiento

Hennessy posee la mayor reserva de aguardientes añejos del mundo, algunos con más de 200 años. El largo envejecimiento natural en barriles de roble desarrolla los aromas y colores de los cognacs.

Durante el envejecimiento los aguardientes pierden algo de su fuerza y aroma debido a que cada año se evapora de los barriles un 2% de su contenido. A esta pérdida se le llama "La ración de los ángeles". Esta evaporación elimina las substancias más volátiles dejando sólo las que proporcionan el bouquet.

 

La tonelería

Hennessy fabrica sus propios barriles de robles de más de 100 años del centro de Francia. 

Agua y fuego ayudan a dar forma al barril. Un abundante suministro de desperdicios de roble mantiene ardiendo los braseros.

Cada tonelero es responsable de los barriles que produce y cada barril lleva su firma.

 

El arte de las mezclas.

Un cognac Hennessy es el resultado de la mezcla (blend) de muchos aguardientes de diferentes orígenes, edades y cualidades que son ensamblados por uno de sus expertos ensambladores siguiendo un patrón determinado, de formulación secreta.

En primer lugar, para preservar el carácter original de los aguardientes con sus notas especiadas, florales, afrutadas o de maderas, el Jefe de Mezclas los deja madurar hasta que están listos para la mezcla.

Luego elige los aguardientes por su complementariedad, matices y aromas con el fin de realizar una mezcla de prueba. Después de su cata, comparación y ajustes, el resultado se convierte en la "primera mezcla". Ésta se envía de nuevo a la bodega para que envejezca el tiempo especificado antes de combinarla con otras mezclas resultando la "mezcla final" que incluso puede ser ajustada ligeramente.

Desde la selección de aguardientes hasta la mezcla final el Jefe de Mezclas de Hennessy y su equipo de enólogos toman muy en serio cada sesión de cata. Todos los años efectúan un inventario descriptivo de los lotes de aguardientes controlando su evolución. El Jefe de Mezclas decide entonces el destino de cada lote.

La experiencia del Jefe de Mezclas de Hennesy es parecida a la de un artista. Es la persona que cata y selecciona o rechaza cada lote de aguardiente. Mantiene un inventario de las reservas, elige las bodegas y barriles en donde envejecerán los aguardientes y los mezcla para hacer los cognacs Hennessy.

Tiene el papel supremo, posee un amplio conocimiento del cognac y de la gente que lo elabora, así como remarcables olfato y paladar capaces de distinguir un infinito número de sutiles matices.

Este arte ha sido transmitido generación tras generación de la familia Fillioux que ha estado asociada a la dinastía Hennessy desde el año 1800. Después de Jean, Christophe, Emile, Alfred, Raymond y Maurice, ahora Yann Fillioux es responsable de la gran tradición de los cognacs Hennessy.

Los cognacs Hennesy
El contenido de cada botella de cognac Hennessy resulta una obra de arte en sí misma, digna de presidir los mejores momentos. Acompañando al contenido, cada envase de cristal ha sido diseñado con el mismo cuidado y exigencia para que armonice, en todas las ocasiones, incluso en las mesas más lujosamente dispuestas. 
Todos los cognacs de Hennessy:
Haga click sobre una botella para abrir una ventana con más información.
V.S.
(Very Special - Muy especial)
Genuino e intenso
Referencia mundial en cognac. Manteniendo la consistencia del estilo Hennessy durante más de un siglo, su fino equilibrio entre poder y elegancia le ha hecho popular entre millones de aficionados. Su versatilidad y fuerte carácter poseen la irresistible atracción de algo "muy especial".
No disponible en Rebost d'Eva V.S.O.P. Privilège
(Very Superior Old Pale - Pálido viejo muy superior)
Suave y armonioso
En 1817 el futuro Rey de Inglaterra George IV pidió a Hennessy que le suministrara un 'Very Superior Old Pale'. Hoy todavía se sigue mezclando este cognac según la receta original. Tiene un dócil equilibrio complejo, aromático, profundo y persistente.
Fine de Cognac
(Fino de Cognac)
Una revelación para los sentidos.
Hennessy Fine de Cognac es una nueva mezcla, elegante y floral, con tonos naturales bien equilibrados. Su delicado bouquet encanta a los consumidores jóvenes que, conservando sus gustos, están abiertos a nuevas aventuras y experiencias.
X.O.
(Extra Old - Extra viejo)
El X.O. original
El Hennessy X.O., primer cognac extra viejo, es potente, masculino y generoso, un auténtico placer. Va liberando aromas especiados y de maderas. Actualmente un símbolo del lujo, su gran carácter está enmarcado por una original botella diseñada en el año 1947.
No disponible en Rebost d'Eva Private Reserve  
(Reserva privada)
Recreación del cognac creado en 1865
Fue mezclado originalmente para celebrar el 100 aniversario de Hennessy con la familia y amigos. Es un cognac de gran equilibrio y extraordinaria finura que conserva la memoria de sus orígenes. Se trata de una edición exlusiva y limitada, con las botellas numeradas.
Paradis Extra
Pura gratificación
Hennessy Paradis Extra, reverenciado por los aficionados al cognac en todo el mundo, es uno de los secretos mejor guardados de Hennessy. Los aromas y sabores de esta mezcla son la extrema delicia de los sentidos
Richard Hennessy
Homenaje a la excelencia
Richard Hennessy, creado en honor del fundador, es aclamado por los entendidos que saben apreciar los cognacs elegantes. Bien redondeado y con infinitas facetas, maduro y conservando todo el ímpetu de la juventud, este cognac aromático y perfectamente equilibrado es la quintaesencia de Hennessy.
   Arriba