Whisky Glenmorangie Spios, el single malt completamente madurado en barricas de whisky americano de centeno

Glenmorangie Private Edition 9 Spios_etiquetaGlenmorangie, la galardonada destilería del grupo LVMH en las Highlands escocesas, da un paso más en su carácter innovador con la presentación de Spios, su primer single malt completamente madurado en barricas de whisky americano de centeno procedentes de Kentucky. Spios se convierte además en el noveno lanzamiento de la elogiada Private Edition, que agrupa una colección de únicos e intrigantes single malts de edición limitada que la destilería presenta cada año.

Nota de cata Whisky Glenmorangie Spios

Glenmorangie Spios no se filtra en frío y se embotella con un 46% de ABV.

Color: oro y paja

En nariz: Fresca, a base de hierbas y perfumada, toques de cereza, clavo de olor y menta, con algunas notas de hierba verde. Unas gotas de agua liberan notas más perfumadas y “etéreas”, crujientes, limpias y frescas, con innumerables notas herbales.

En Boca: textura picante, gran cantidad de caramelo, clavo, canela, nuez moscada y vainilla dulce y mantecosa.

Final: Rico, dulce y persistente, azúcar, toffee, nuez de Brasil y cítricos amargos.

Glenmorangie Private Edition 9 Spios

El innovador Glenmorangie Spios se convierte en el noveno lanzamiento de la aclamada serie Private Edition de la destilería del grupo LVMH. Spios está inspirado en la era dorada del whisky de centeno americano de principios del siglo XX cuando se servía en los salones más prestigiosos del país inspirando cocteles clásicos como el Old Fashioned y Manhattan

Whisky Glenmorangie Spios
Con su cuerpo y su carácter excepcionalmente sabroso, la edición de 2018 exhibe una sofisticación y un sutil toque especiado inspirado en la era dorada del whisky de centeno americano. Glenmorangie Spios (Gaélico escocés para ‘spice’ y pronunciado ‘spee-oss’) evoca a principios del siglo XX cuando el whisky de centeno, rye whiskei, se servía en los salones más prestigiosos del país, donde su estilo distintivo y picante inspiró cócteles clásicos como el Old-Fashioned y el Manhattan.

A finales de la década de 1990, el Dr. Bill Lumsden, Director de destilación, creación y existencias de whisky de Glenmorangie, viajó a los EEUU, y las raras notas de canela y clavo de este whisky cautivaron su imaginación. Consciente de que el espíritu suave de Glenmorangie podría invitar a las sutilezas del centeno a brillar de una manera que muchos otros no lo harían, decidió incorporar un toque de la pasada elegancia del whisky americano de centeno a la famosa edición privada de la destilería.

Para crear Glenmorangie Spios, el Dr. Lumsden se hizo con las mejores barricas de primer llenado del corazón de whisky de centeno americano de Kentucky. Y mucho antes de que comenzara el resurgimiento del centeno de hoy, dispuso que estas barricas de roble seleccionadas fueran enviadas a la destilería Glenmorangie, en las Highlands escocesas. Allí, a lo largo de los años, comenzaron a unir sus fascinantes sabores al espíritu puro y suave que emerge de los alambiques de cobre característicos de Glenmorangie, los más altos de Escocia con 5,14 m.

El Dr. Lumsden ha señalado: “Siempre me ha encantado el carácter picante del whisky americano de centeno, y pensé que el estilo de nuestra casa complementaría perfectamente los matices de los barriles de centeno. El resultado es Glenmorangie Spios, un whisky de malta único con mucho cuerpo y sabor que recuerda la edad de oro del whisky americano de centeno. Su olor fresco y herbal insinúa cereza, clavo y aromas de hierba verde. La especia del centeno irrumpe en el paladar, mientras el toffee, el clavo de olor y la canela se mezclan con mantequilla y vainilla, antes de llegar a un final dulce y persistente. Espero que los amantes y coleccionistas disfruten este último lanzamiento innovador en nuestra colección de Ediciones Privadas: un whisky de malta único que es inconfundiblemente Glenmorangie, pero exquisitamente diferente”.

El whisky americano de centeno se destila directamente del grano, que debe tener al menos un 51 por ciento de centeno, y se madura solo en barricas nuevas de roble carbonizado. A principios del siglo XX, era considerado muy deseable por quienes frecuentaban los salones más prestigiosos de Estados Unidos, e incluso inspiraban cócteles clásicos como el Manhattan y el Old-Fashioned. Pero, con el tiempo, el espíritu cayó en desgracia y se quedó en el olvido, donde permanecería en los años siguientes. Cuando viajó a Estados Unidos a fines de la década de 1990, el Director de destilación, creación de whisky y existencias de whisky de Glenmorangie, el Dr. Bill Lumsden, buscó algunas de las pocas destilerías de centeno restantes, intrigado por la historia de este whisky. Encontró su carácter tan cautivador, que decidió experimentar con barriles de whisky americano de centeno, con Glenmorangie Spìos en mente. Muchos años después, otros también comenzaron a recordar las virtudes del whisky de centeno. Oportunamente, justo cuando Glenmorangie lanza su primer whisky de malta único para ser completamente madurado en barriles de whisky americano, el whisky de centeno comienza a recuperar su antigua popularidad.

El Dr. Bill Lumsden es el aclamado Director de Whisky Creation, Distilling & Whisky Stocks de Glenmorangie. El Dr. Lumsden es considerado por la industria del whisky de malta como un innovador, creando whiskys que han revolucionado el mercado de los Single Malts, de hecho ha recibido los reconocimientos como Maestro Destilador en 2015 y 2017 en los International Spirits Challenge y Maestro Destilador Maestro del Año en los premios Icons of Whisky 2016 del Whisky Magazine. En reconocimiento al trabajo de su equipo, The Glenmorangie Company fue nombrada Destilería del Año en la International Wine and Spirit Competition (IWSC) en 2012. El Dr. Lumsden, quien tiene un doctorado en bioquímica, ha combinado el arte y la ciencia en su trabajo desde que se unió a The Glenmorangie Company en 1995. Es famoso por sus innovadoras técnicas de manejo de la madera, la experimentación con barriles excepcionales a varias edades y el uso de la maduración extra. El Dr. Bill Lumsden ha ganado prestigiosos premios y galardones.

Glenmorangie Single Malt Scotch Whisky tiene su origen en las Highlands escocesas, donde la destilería cuenta con los alambiques más altos de Escocia (5,14 m) y su whisky es expertamente madurado en finas barricas de roble y perfeccionado por los 16 Hombres de Tain, los trabajadores de la destilería. Glenmorangie fue fundada en 1843 y es reconocida universalmente como pionera en su campo al unir tradición e innovación para crear “unnecessarily well made whiskies”.

La Private Edition de Glenmorangie es una gama que ofrece una oportunidad única para los conocedores y aficionados del whisky a experimentar maltas únicos, raros e intrigantes. Glenmorangie Spios es la novena edición, los lanzamientos anteriores incluyen Glenmorangie Bacalta, Glenmorangie Sonnalta PX (medalla de oro 2010 de IWSC); Glenmorangie Finealta (Medalla de Oro de la IWSC 2012); Glenmorangie Artein (Medalla de Oro IWSC 2013); Glenmorangie Ealanta (Medalla de Oro IWSC 2013 y Whisky Mundial del Año en Jim Murray’s Whisky Bible 2014); Glenmorangie Companta (Medalla de Oro de los Premios Espíritu de San Francisco 2014), Glenmorangie Tùsail (Medalla de Oro de los Premios Espíritu de San Francisco 2015) y Glenmorangie Milsean (Medalla de Oro ISC 2016).


Esta entrada fue publicada en Licores y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.