Krug Vintage 2004, una añada de excepcional calidad

Tras 12 años en bodega adquiriendo armonía, expresión y finura, la Maison pone a la venta una añada de excepcional calidad. En ocasiones excepcionales, Krug declara una añada, pero la de 2004 fue algo diferente tras la climatología extrema y el escaso rendimiento de la cosecha anterior. Por ese motivo, los responsables de la Maison denominaron Krug 2004 Vintage a un producto que definen como ‘frescura luminosa’, reposado en sus cavas durante 12 años para adquirir elegancia, expresión y finura.krug_vintage_2004

Las sucesivas generaciones de la familia Krug producen cuvées de prestigio desde el año 1843 y en contadas ocasiones tienen la oportunidad de anunciar una añada excepcional para incorporarla a la denominación de uno de sus productos. Según afirma Olivier Krug, sexta generación de la familia, “nos encanta contar historias, y a través de un Krug Vintage contamos la historia de un año interesante”.
krug_vintage_2004
Embotellado en 2016 con una combinación de uva resplandeciente Chardonnays (39%) y un sustrato de Pinord Noir (37%), añadiendo las notas cítricas de Meuniers (24%), el Vintage 2004 ha sido bautizado como ‘Frescura luminosa’ porque evoca las sensaciones de las primeras horas de la mañana en la Champagne. Para Krug, el año 2004 produjo unos vinos sumamente expresivos, brillantes, de una elegancia innegable y discreta, con una estructura resplandeciente.
krug_vintage_2004
Notas de cata Krug Vintage 2004
Lo primero que llama la atención a la vista es su bello color dorado claro, una promesa de frescura radiante. En nariz experimenta un expresivo bouquet de jengibre, cítricos confitados y membrillo, seguido por notas más complejas que evocan merengue de limón, ciruela y mirabel. Ya en boca, muestra un gran equilibrio, con notas de brioche y miel, que dan paso a una variedad de cítricos frescos –naranja, limón o mandarina-, realzando un final de gran elegancia.
krug_vintage_2004
Los expertos de la Maison francesa aconsejan maridar el Krug 2004 con productos tan deliciosos como unos erizos de mar, tartar de salmón o caviar, aunque también está indicado para acompañar un delicioso pescado blanco en salsa de limón o aceite de oliva, un lenguado meunière, o incluso platos tailandeses aderezados con jengibre y citronela.

Cada botella de Krug tiene una historia que se puede descubrir a través de la aplicación Krug App o a través de Krug ID en la página web de la marca. Basta con introducir el código que aparece en la etiqueta de la botella y allí aparecen los datos más destacados.

El champagne Krug Vintage 2004 ya se encuentra a la venta en las mejores tiendas especializadas y en el Club del Gourmet con un precio recomendado de 250 euros. Más información en www.krug.com


Esta entrada fue publicada en Cavas / Champagnes y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.