Glenmorangie Bacalta, el whisky madurado con todo el sabor del sol y el vino de Madeira

Dentro de su programa Private Edition, Glenmorangie presenta Bacalta, la última edición limitada creada por la mítica destilería propiedad del grupo LVMH, madurado enteramente en barriles de Malmsey Madeira tostados al sol.

glenmorangie_bacalta_botella

glenmorangie_bacalta_botella

Glenmorangie Bacalta, que traducido del gaélico escocés significa horneado, ha sido sometido a un proceso único de maduración extra. El acabado personalizado de Malmsey Madeira revela un carácter complejo que irradia dulzura.

La inspiración para esta sorprendente edición limitada empezó a gestarse hace ya más de 20 años, con el lanzamiento de Glenmorangie Madeira Finish, el primer whisky madurado en barrica de Madeira. Su carácter gustó tanto a los aficionados, que todavía se busca entre coleccionistas. Glenmorangie anhelaba continuar su innovación con las barricas de Madeira. Sin embargo, sólo los mejores barriles sirven  y rara vez están disponibles.

glenmorangie-bacalta-etiqueta

glenmorangie-bacalta-etiqueta

Las barricas se sazonan con el vino Malmsey – el más dulce y preciado de los vinos de Madeira – que es previamente madurado en el interior de los barriles ayudado por el calor del sol de Madeira. Estas barricas son vaciadas, enviadas a Escocia y se llenan del whisky especialmente seleccionado, ya madurado en barriles ex-bourbon. Los barriles de Malmsey aportan capas de la dulzura del sol al Glenmorangie Bacalta.


Esta entrada fue publicada en Licores y etiquetada . Guarda el enlace permanente.